domingo, 21 de octubre de 2012

Clasificación de los Delitos por sus Elementos Típicos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Existen multitud de clasificaciones de los diferentes tipos en función de sus elementos. Las más importantes son:
  • En función de que el tipo requiera o no la producción de un resultado material, separable espacio-temporalmente de la conducta, los tipos pueden clasificarse en delitos de resultado material (por ejemplo, el homicidio) y de delitos de mera actividad (por ejemplo, las injurias -artículo 208 del Código Penal).
  • En función del grado de afectación al bien jurídico que se requiera, los tipos pueden clasificarse en delitos de lesión (la consumación del tipo exige un efectivo menoscabo del bien jurídico -por ejemplo, las lesiones, artículo 147 y siguientes del Código Penal) y delitos de peligro, que sólo requieren la creación de un riesgo para el bien jurídico, y que en función de la mayor o menor proximidad de dicho riesgo se dividen a su vez en tipos de peligro concreto (por ejemplo, el delito contra la seguridad de los trabajadores -artículo 316 del Código Penal) y tipos de peligro abstracto (por ejemplo, delito contra la seguridad vial -artículo 379 del Código Penal).
  • En función del momento en que se consuman, los delitos pueden dividirse en delitos instantáneos (se consuman en el instante en que se produce el resultado -por ejemplo, homicidio), delitos permanentes (se siguen consumando desde que se produce la situación antijurídica -por ejemplo, detenciones ilegales, artículo 163 del Código Penal) y delitos de estado (producen un estado antijurídico que perdura tras su consumación, que es instantánea -por ejemplo, bigamia, artículo 217 del Código Penal).
  • En función de la modalidad de conducta que permita el tipo, se distingue entre delitos de acción (la conducta típica sólo puede ser realizada de forma activa -por ejemplo, prevaricación judicial, artículo 446 del Código Penal) y delitos de omisión, que se clasifican a su vez en delitos de omisión pura (se castiga una mera inactividad, con independencia de que de ese no hacer se derive o no un resultado -por ejemplo, omisión del deber de socorro, artículo 195 del Código Penal) y delitos de comisión por omisión (se castiga la no evitación de la producción de un resultado, no bastante por tanto con la mera inactividad -por ejemplo, permisión de las torturas, artículo 176 del Código penal).
  • En función de si el tipo requiere o no el uso de unos medios determinados para la realización de la conducta típica, se distingue entre delitos de medios determinados (por ejemplo, robo con fuerza en las cosas -artículo 238 del Código Penal) y delitos de medios indeterminados o resultativos (por ejemplo, homicidio).
  • En función de si el tipo prevé una unidad o pluralidad de actos, puede diferenciarse entre delitos de un acto (por ejemplo, homicidio) o de varios, y dentro de estos últimos entre delitos cumulativos (el tipo exige la repetición de varios actos para estimar consumado el delito -por ejemplo, impago de pensiones, artículo 227 del Código Penal) y delitos de medios alternativos (el tipo prevé varias formas de cometer el delito -por ejemplo, determinación a la prostitución, artículo 188 del Código penal).
  • En función del sujeto activo del delito, se distingue entre delitos comunes (que pueden ser cometidos por cualquiera -por ejemplo, homicidio: "El que...") y delitos especiales, en los que el tipo requiere la constatación de alguna cualidad específica en el autor; los delitos especiales se diferencian a su vez entre delitos especiales propios (describen una conducta que sólo es punible a título de autor si es realizada por un sujeto con las cualidades previstas en el tipo -por ejemplo, prevaricación judicial, artículo 446 del Código Penal, que describe una conducta que sólo puede ser realizada por Jueces y Magistrados) y delitos especiales impropios (que guardan correspondencia con un delito común, de tal modo que si no concurre la cualidad exigida al autor en el tipo especial aún podrá aplicarse el delito común -por ejemplo, malversación de caudales públicos del artículo 432 del Código Penal es un delito especial que ha de cometerse por autoridad o funcionario público; si el autor de la sustracción no tiene ninguna de dichas cualidades, aún podrá aplicarse en su caso el tipo de hurto, descrito en el artículo 234 del Código penal, que es un delito común). No deben confundirse las categorías anteriores con los delitos de propia mano, en los que el tipo requiere no ya una cualidad personas del sujeto activo, sino un determinado contacto corporal entre autor y víctima (por ejemplo, en la violación, artículo 179 del Código Penal).
  • En función del número de sujetos activos que requiera el tipo para la realización del hecho, se diferencia entre delitos monosubjetivos (que pueden ser cometidos por una sola persona -por ejemplo homicidio) y delitos plurisubjetivos, que exigen la concurrencia de dos o más personas para estimar el comportamiento típico; estos últimos se clasifican a su vez en delitos de convergencia (se exige que una pluralidad de sujetos realicen la misma conducta para que ésta sea típica -por ejemplo, riña tumultuaria, artículo 154 del Código Penal) y delitos de encuentro (los sujetos realizan conductas diferentes pero complementarias -por ejemplo, cohecho, artículo 419 del Código Penal). Por otro lado, se denomina delitos de participación necesaria a aquéllos en que resulta necesario que el sujeto pasivo "colabore" con el sujeto activo en la ejecución del hecho (por ejemplo, estafa, artículo 248.1 del Código Penal).
Fuente:
Esther Hava García (@sterhava)