martes, 23 de octubre de 2012

El bien jurídico-penal



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En la Introducción al Derecho Penal ya fue objeto de estudio dos de los principales límites al ius puniendi que hacen referencia al concepto de bien jurídico: el principio de exclusiva protección de bienes jurídicos, en cuya virtud la intervención punitiva del Estado sólo está legitimada cuando se usa para salvaguardar condiciones de vida esenciales para la vida en común de los ciudadanos; y el principio de intervención mínima, conforme al cual los bienes jurídicos deben ser protegidos por el Derecho penal sólo cuando otros sistemas sancionadores no aseguren su tutela (ultima ratio) y sólo frente a los ataques más graves (carácter fragmentario).

El medio ambiente como bien jurídico-penal

- Condiciones para afirmar la existencia de un bien jurídico-penal


Desde esta perspectiva, puede afirmarse que son dos las condiciones esenciales para afirmar la existencia de un bien jurídico-penal: suficiente importancia social y necesidad de protección por el Derecho penal.

- Bienes jurídicos individuales y bienes jurídicos colectivos


En función de quién sea el titular del bien jurídico, suele distinguirse entre bienes jurídicos individuales (que pertenecen a una persona o grupo de personas individualizables -por ejemplo, vida humana independiente, libertad sexual, propiedad privada, etc.) y bienes jurídicos colectivos (que pertenecen a la colectividad o a la propia sociedad en su conjunto -por ejemplo, medio ambiente, artículo 325 del Código penal).

La principal consecuencia de esta distinción radica en que los bienes jurídicos colectivos son, por definición, indisponibles (por ejemplo, un grupo de ciudadanos determinado no puede acordar válidamente en nuestro ordenamiento jurídico renunciar a la protección penal del medio ambiente, pues el medio ambiente nos pertenece a todos, e incluso a las futuras generaciones).

- Bienes jurídicos intermedios


Por otro lado, se suele denominar bienes jurídicos intermedios a aquéllos cuya tutela va dirigida a evitar la lesión mediata o inmediata de otros bienes jurídicos (por ejemplo, la seguridad vial -artículos 379 y siguiente del Código Penal- sería un bien jurídico intermedio respecto de la vida e integridad física de las personas).

----------

- La antijuricidad: artículos en nuestro blog de Derecho Penal


+ Concepto de antijuricidad formal y material

+ Desvalor de acción y desvalor de resultado

+ Especial consideración a los delitos de peligro

----------

Fuente:
Apuntes de Esther Hava García (@sterhava), Doctora en Derecho, y Profesora de Derecho Penal en la Universidad de Cádiz.