sábado, 22 de diciembre de 2012

Anomalía o alteración psíquica



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Las enfermedades mentales que impiden al sujeto comprender la ilicitud del hecho o actuar conforme a esa comprensión constituyen una causa de exclusión de la imputabilidad, conforme a lo previsto en el artículo 20.1 del Código Penal.

Anomalia o alteracion psiquica

En la actualidad, las clasificaciones de trastornos mentales más extendidas son las CIE-10 (elaborada por la Organización Mundial de la Salud) y el DSM-IV (de la Asociación Psiquiátrica Americana). No obstante, estas clasificaciones son meramente indicativas, pues lo verdaderamente relevante en sede penal no es si una anomalía o alteración psíquica puede ser clasificada desde el punto de vista psiquiátrico como "trastorno mental", sino si a consecuencia de dicha anomalía el sujeto es incapaz de comprender la ilicitud del hecho, o actuar conforme a dicha comprensión. De este modo, enfermedades mentales que pueden provocar una alteración total de la conciencia sobre la realidad (como los retrasos mentales, las demencias, las esquizofrenias y otros trastornos psicóticos) afectan de forma significativa a la imputabilidad, mientras que a otras que consisten en un trastorno de la personalidad (como la sociopatía, también denominada psicopatía) no se les suele otorgar relevancia jurídico-penal como causa de exclusión de la imputabilidad, en la medida en que el psicópata conoce la antijuricidad del hecho que realiza.

En cualquier caso, es necesario que la anomalía o alteración psíquica sea completa absoluta. Es decir, el acusado ha de hallarse privado de modo total y completo de la capacidad de comprender y de controlar. En el caso de que la anomalía no cumpla estrictamente con los criterios establecidos anteriormente, nos encontraríamos todo lo más con una eximente incompleta (atenuante cualificada).

El segundo párrafo del artículo 20.1 del Código Penal hace referencia al trastorno mental transitorio, abriendo la posibilidad de apreciar la inimputabilidad también en aquellos casos en que la incapacidad para comprender la ilicitud del hecho se debe no ya a una patología estable, sino a un factor temporal normalmente de carácter exógeno, que ocasiona un impulso externo de suficiente intensidad como para provocar una alteración mental, explosiva y de corta duración, de entidad equivalente a la de la anomalía o alteración psíquica estable. No obstante, son prácticamente inexistentes los supuestos en los que la jurisprudencia aprecia el trastorno mental transitorio como eximente completa.

----------

- Imputabilidad: artículos en nuestro blog de Derecho Penal


+ Causas de exclusión de la imputabilidad

+ Intoxicación plena

+ Alteraciones en la percepción

+ Minoría de edad

+ Acciones liberae in causa

----------

Fuente:
Apuntes de Esther Hava García (@sterhava), Doctora en Derecho, y Profesora de Derecho Penal en la Universidad de Cádiz.