lunes, 17 de diciembre de 2012

Estado de Necesidad



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
De acuerdo con el artículo 20.5 del Código Penal, actúa en estado de necesidad quien, para evitar un mal propio o ajeno, lesiona un bien jurídico de otra persona o infringe un deber, siempre que se den los siguientes requisitos:

Que el mal causado no sea mayor que el que se trate de evitar: este requisito está a su vez compuesto por varios factores:
  • El mal que se trate de evitar ha de ser real, grave y actual o inminente. A diferencia de lo que sucede en la legítima defensa, este mal no procede de la actuación dolosa de otra persona (no hay "agresión ilegítima"). Si el sujeto cree que actúa en estado de necesidad (por ejemplo, allanamiento de morada del ex-cónyuge creyendo que los hijos menores están en peligro) habrá error de prohibición.
  • El mal causado por quien actúa en estado de necesidad debe ser igual o inferior al evitado, y ha de presentarse para el sujeto como la única alternativa posible para salvar los bienes en peligro.
Que la situación de necesidad no haya sido provocada intencionadamente por el sujeto: según la doctrina mayoritaria, sólo excluye el estado de necesidad la previa provocación dolosa de la situación de necesidad.

Que el necesitado no tenga, por su oficio o cargo, obligación de sacrificarse (bombero, policía, médico, etc.; hay estado de necesidad si los intereses del necesitado son claramente de mayor importancia que los otros en conflicto -por ejemplo, en un incendio un bombero rompe la puerta de una casa para no morir asfixiado).

En el caso del estado de necesidad, y a pesar de existir justificación, puede exigírsele responsabilidad civil por los males causados a las personas en cuyo favor se haya precavido el mal (art. 118.3 CP).

Fuente:
Esther Hava García (@sterhava)