miércoles, 26 de diciembre de 2012

Inicio del proceso penal



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El proceso penal se inicia cuando el juez tiene conocimiento de la llamada notitia crimini, o noticia del delito. El conocimiento de un posible hecho delictivo se produce de tres maneras: de oficio, mediante actuación particular o por actuación del Ministerio fiscal.

Querella y proceso penal

- Inicio del proceso de oficio, por actuación particular o por actuación del Ministerio Fiscal


El inicio de oficio tiene lugar cuando el juez, en el transcurso de su actividad procesal, descubre la existencia de un hecho que puede ser delictivo y el mismo incoa el proceso u ordena que se incoa. El inicio del proceso por actuación particular se realiza a través del mecanismo de la denuncia y de la querella. Finalmente, en el curso de sus atribuciones, el Ministerio fiscal puede llegar a tener conocimiento de un hecho delictivo y ponerlo en conocimiento del juez.

- La denuncia y la querella


La ley establece que todo el que presencia la comisión de un delito está obligado a denunciarlo, quedando exentos de esta obligación los abogados y los procuradores.

+ El trámite de denuncia


El trámite de denuncia es muy sencillo y no requiere abogado ni procurador. La denuncia se puede realizar por escrito o verbalmente ante los siguientes órganos: el juez de guardia, la policía judicial o la fiscalía, en este último caso únicamente si se trata de un asunto de interés público o social. En la práctica, la denuncia verbal suele hacerse en la comisaría o en la policía judicial, mientras que la escrita se presenta en el juzgado de guardia.

+ La querella no es una obligación, sino un derecho


La ley establece que todos los ciudadanos pueden querellarse, así como el Ministerio fiscal. A diferencia de la denuncia, la querella no es una obligación sino un derecho que conlleva tres aspectos básicos: el derecho a poner en conocimiento la comisión de un delito, el derecho a ser parte acusadora en el procedimiento y el derecho a intervenir en las pruebas. En la práctica, la querella es un instrumento utilizado por la parte que se considera ofendida y que no recurre a la denuncia porque quiere ser parte en el procedimiento desde el principio.

+ Formalidades a la hora de presentar la querella


La presentación de una querella requiere mayor formalismo que la de una denuncia, siendo obligatoria la asistencia de abogado y procurador. En el escrito de la querella se han de indicar los siguientes datos: el juez o tribunal ante quien se presenta, el nombre y domicilio del querellado y del querellante, la relación circunstancial del hecho con todo detalle, las diligencias o medios de prueba necesarios para demostrar el hecho, el apartado denominado súplico en el que se solicita la admisión de la querella y, finalmente, la firma del procurador o del querellante. Tras la presentación de la querella pueden ocurrir dos cosas: que el juez la admita a trámite o que la desestime. En el primer caso, se dará inicio al procedimiento y en el segundo, éste no llegará a producirse.