miércoles, 26 de diciembre de 2012

La libertad provisional



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Toda persona procesada o imputada, en la que no concurran las circunstancias determinantes de la prisión provisional, deberá ser puesta en libertad. Sin embargo, teniendo en cuenta que, como procesada o imputada, está pendiente de la resolución de un proceso penal, la ley establece determinadas garantías para impedir que pueda eludir la acción de la justicia. Éstas tienen distinto alcance según el juez decrete la libertad provisional con fianza o la libertad provisional sin fianza.

Libertad provisional y Derecho procesal penal

- Libertad provisional con fianza


La libertad provisional con fianza implica que el imputado debe depositar una determinada cantidad de dinero para poder quedar en libertad como garantía de que va a comparecer en el procedimiento. Si concluido el procedimiento, el imputado resultara absuelto de los cargos que se le imputan, recuperará el importe íntegro de su fianza; si no compareciera ante el juzgado, el dinero se adjudicará al Estado.

- Libertad provisional sin fianza


La declaración de libertad sin fianza supone una garantía menor, ya que sólo impone al imputado la obligación de presentarse ante el órgano jurisdiccional los días que éste señale.

- Fases del proceso penal


El proceso penal está integrado por una sucesión de fases reguladas de forma minuciosa por la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Nos referiremos al proceso penal ordinario, que constituye el proceso tipo del ámbito penal. Éste se descompone en las siguientes fases: fase de instrucción, fase intermedia, fase del juicio oral y fase de ejecución.