martes, 25 de diciembre de 2012

Punibilidad



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por regla general, puede afirmarse que estamos ante un delito cuando se constata la existencia de un comportamiento típico, antijurídico y culpable. No obstante, en algunos casos excepcionales, y por razones de oportunidad o de política criminal, aún es preciso comprobar la concurrencia o ausencia de algún factor adicional para afirmar que dicho comportamiento es punible. Tales factores pueden ser condiciones objetivas de punibilidad o procedibilidad, causas personales de exclusión de la pena o excusas absolutorias; en tales casos, aunque existe merecimiento de pena (juicio de antijuricidad y de culpabilidad), el legislador ha considerado que no hay necesidad de pena.

Punibilidad y Derecho penal

- Condiciones objetivas de punibilidad


Constituyen condiciones objetivas de punibilidad algunos hechos externos, desvinculados de la acción típica, pero que por voluntad del legislador resultan necesarios para que pueda aplicarse la pena, o bien una agravación de ésta. Así por ejemplo, en el delito de falso testimonio contra reo, la pena a imponer al culpable resulta agravada "si a consecuencia del testimonio hubiera recaído sentencia condenatoria" (artículo 458.2 del Código Penal).

- Condiciones objetivas de procedibilidad


Mientras que en ausencia de las condiciones objetivas de punibilidad no se pune, en ausencia de las de procedibilidad no se procede contra el culpable, el hecho sigue siendo un ilícito penal y de actualizarse el presupuesto procesal podrá perseguirse aún produciéndose con posterioridad al delito. Constituye una condición objetiva de procedibilidad, por ejemplo, la exigencia de denuncia de la persona agraviada en los delitos semipúblicos (artículo 191 del Código Penal) o de querella en los delitos privados (artículo 215 del Código Penal).

- Causas personales de exclusión de la pena


Determinadas personas, debido al cargo institucional que ostentan, gozan de inviolabilidad y no están sujetos a responsabilidad alguna (por ejemplo el Rey -art. 56.3 de la Constitución) o bien gozan de determinados privilegios en relación con sus posibles responsabilidades penales (por ejemplo los diputados y senadores tienen inviolabilidad por las opiniones manifestadas en el ejercicio de sus funciones; durante el período de su mandato, gozan asimismo de inmunidad y sólo pueden ser detenidos en caso de flagrante delito; tampoco pueden ser inculpados ni procesados sin la previa autorización de la Cámara respectiva -artículo 71 de la Constitución).

El parentesco entre sujetos activo y pasivo del delito puede operar también como causa personal de exclusión de la pena en determinados delitos patrimoniales, siempre que sean ejecutados sin violencia ni intimidación (artículo 268 del Código penal).

- Excusas absolutorias


Determinados hechos realizados por el sujeto activo con posterioridad a la comisión del delito pueden operar como excusas absolutorias, que excluyen la imposición de pena. Así por ejemplo, el artículo 305.4 del Código Penal declara exento de responsabilidad penal por delito fiscal al que regularice su situación tributaria antes de que se le haya notificado por la Administración tributaria la iniciación de actuaciones o de que se interponga querella o denuncia.

----------

Fuente:
Apuntes de Esther Hava García (@sterhava), Doctora en Derecho, y Profesora de Derecho Penal en la Universidad de Cádiz.