martes, 25 de diciembre de 2012

Tentativa



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
De acuerdo con el artículo 16.1 del Código Penal, hay tentativa cuando el sujeto da principio a la ejecución del delito directamente por hechos exteriores, practicando todos o parte de los actos que objetivamente deberían producir el resultado, y sin embargo éste no se produce por causas independientes de la voluntad del autor.

En función del mayor o menor grado de ejecución alcanzado, se distingue entre tentativa acabada (se han ejecutado todos los actos que deberían haber llevado a la consumación) y tentativa inacabada (sólo se han ejecutado parte de dichos actos). Dado que la tentativa puede castigarse con la pena inferior en uno o dos grados a la del delito consumado, por regla general la tentativa acabada se castigará con mayor pena que la inacabada, aunque el criterio prioritario a tener en cuenta es el riesgo o grado de afectación al bien jurídico causado. En este sentido, señala el artículo 62 CP que en la determinación de la pena a imponer al autor de tentativa deberá tenerse en cuenta el peligro inherente al intento y el grado de ejecución alcanzado.

Otras figuras relacionadas con la tentativa son las siguientes:

. Desistimiento (art. 16.2 CP): en estos supuestos, el sujeto evita voluntariamente la consumación del delito, bien abandonando la ejecución ya iniciada (en la tentativa inacabada), bien impidiendo la producción del resultado (en la tentativa acabada). Se trata de una excusa absolutoria que exime de responsabilidad penal por la tentativa, pero no afecta a la punición de los actos ya realizados que constituyan, de por sí, delito o falta. La eficacia del desistimiento alcanza sólo al sujeto que lo protagoniza y no a otros partícipes que decidan continuar su plan delictivo. Por ello, dispone el art. 16.3 CP que si en el hecho intervienen varios sujetos, quedarán exentos de responsabilidad penal sólo aquél o aquéllos que desistan de la ejecución ya iniciada e impidan o intenten impedir seria, firme y decididamente la consumación, sin perjuicio de la responsabilidad en que pudieran haber incurrido por los actos ejecutados, si éstos fueren ya constitutivos de otro delito o falta.

. Delito imposible y tentativa inidónea: no puede producirse el delito por ausencia de objeto (delito imposible -por ejemplo querer matar a un cadáver) o por utilizar medios inadecuados para ello (tentativa inidónea -por ejemplo querer envenenar con azúcar-; tentativa irreal o supersticiosa -por ejemplo matar haciendo budú). Tanto el delito imposible como la tentativa absolutamente inidónea (esto es, la que es equivalente al delito imposible: uso de medios absolutamente inadecuados para cometer el delito) son hechos impunes.

Fuente:
Esther Hava García (@sterhava)