miércoles, 20 de marzo de 2013

Antijuricidad e injusto



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
WELZEL, ha señalado que antijuridicidad e injusto, generalmente, se utilizan como sinónimos pero realmente son cosas diferentes, la antijuridicidad es una mera relación de contradicción entre una norma y un hecho o acontecimiento cualquiera.

El injusto, por el contrario, es el objeto valorado, algo sustantivo, el hecho antijurídico en sí mismo considerado. No existe una específica antijuridicidad penal. La relación entre un hecho y el ordenamiento jurídico ha de apreciarse considerando a éste en su conjunto.

Sin embargo sí cabe la existencia de un injusto penal específico. No todos los acontecimientos desaprobados por el derecho tienen relevancia penal si no únicamente aquellos a los que las leyes penales conecta sus específicas sanciones.

El tipo penal delimita el ámbito del injusto penalmente relevante. No todos los hechos que el ordenamiento jurídico considera injustos interesan al derecho penal, solamente aquellos que se hayan expresamente tipificados. Los tipos penales expresan la desvalorización objetiva que el ordenamiento penal atribuye a ciertos hechos, pero la antijuridicidad no es una relación establecida entre el tipo y el ordenamiento jurídico si no entre una determinada realización del tipo y el derecho.

Que una conducta verifique un tipo penal, significa que realiza la clase de desvalor que la ley penal asigna al tipo correspondiente, pero esta lesión o puesta en peligro de bienes jurídicos no implica que la conducta deba ser considerada como antijurídica.

La antijuridicidad es la contrariedad del hecho con el ordenamiento jurídico en su conjunto y en determinados casos, el ordenamiento jurídico puede contemplar como adecuadas y conformes a derecho ciertas lesiones de bienes jurídicos protegidos que en ese caso no serían antijurídicas.

En consecuencia, en el juicio de antijuridicidad hay que examinar primero la formulación y realización del tipo y posteriormente la presencia o ausencia de causas de justificación.