miércoles, 20 de marzo de 2013

Concepto del Derecho Penal



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿Cuál es el papel del derecho penal?

Es un sistema para proteger los bienes jurídicos y asegurar el orden social y la seguridad de las personas.

Originariamente se ofertaron nociones puramente descriptivas como la de Holtzendorff que estimaba de una manera muy simple el D. Penal como conjunto de normas que regula el Dº Positivo. Von Liszt considera el DP como el conjunto de reglas jurídicas establecidas por el estado que asocian el crimen como hecho la pena como legítima consecuencia. El concepto de Von Liszt aparece insuficiente cuando desde finales del s. XIX irrumpe en el panorama penal las medidas de seguridad puesto que junto a la pena hay que añadir a las medidas de seguridad. En consecuencia se buscan conceptos más complejos o por lo menos más completos de DP.

En esta línea Cobo del Rosal y Vives Antón estiman o definen el DP como conjunto de normas jurídico-positivas reguladoras del poder punitivo del estado que definen como delitos o estados peligrosos determinados presupuestos a los que asignan ciertas consecuencias jurídicas denominadas penas y medidas de segundad.

Morillas Cueva (en pág. 38 del libro recomendado) define el DP como conjunto de normas jurídicas que regulan el poder punitivo del estado y que protegen bienes jurídicos esenciales para la comunidad social a través de la concreción como delitos o estados peligrosos de determinadas conductas a las que se le asocian en su realización penas, medidas de seguridad o consecuencias accesorias como consecuencias jurídicas. En este último concepto es en el que nos moveremos siempre y cuando se suprima la referencia a las consecuencias accesorias. Estas consecuencias aparecen en el código de 1995, CP arts. 127 a 129. Se debate si estas penas accesorias son más propias de otros órdenes jurídicos como el Mercantil o el Civil.

Notas esenciales:

1. Habría que destacar que el Derecho es un conjunto de normas que se manifiestan como mecanismo de control social y que une a los miembros de la sociedad con el objetivo de salvaguardar la convivencia social. En este esquema, el Derecho Penal es una parte del conjunto de normas que forman el ordenamiento jurídico positivo.

2. En esta línea, la parcela de intereses que corresponde al Derecho Penal está integrada por valores fundamentales de la comunidad o del individuo. La norma penal actúa como coraza tuteladora de valores fundamentales, de ahí que valores y normas, actúen como elementos inevitables en la definición de Derecho Penal.

3. Es cierto que hay individuos que no respetan tales valores que son, como ya dijimos, imprescindibles para la convivencia social, por ello, la sociedad necesita de la amenaza de la pena o de otra consecuencia jurídica para obtener la defensa de tales valores.

Estos elementos nos llevan a una serie de variables imprescindibles en cualquier concepto actual de Derecho Penal: normas, valores comunitarios tutelados, conductas infractoras de esos valores, sujetos que atentan contra los mismos y sanciones. Esto en Derecho Penal es algo así como normas penales, bienes jurídicos, delitos, sujetos infractores, penas y medidas de seguridad. O incluso consecuencias accesorias.

Con estos elementos nos encontramos con los tres pilares básicos en los que según MANTOVANI, se apoya el Derecho Penal moderno: hecho ilícito, autor y consecuencias jurídicas.

El primero de los tres elementos actúa como requisito previo e imprescindible del derecho punitivo, sin el cual éste pasaría a convertirse en un derecho de intenciones contrario a las exigencias básicas de un estado democrático y de derecho. Ineludible es también la existencias del sujeto que ejecuta la acción y de las consecuencias jurídicas del delito como los instrumentos disuasorios para intentar combatir y controlar el fenómeno criminal.

Por último, hay que señalar que la facultad de establecer penas y medidas de seguridad, de fijar cuáles son los bienes jurídicos a tutelar y qué conductas son atentatorias contra los mismos, es otorgada por la sociedad al Estado; y como es obvio, la misma no es ilimitada ya que está controlada por la propia organización jurídica del Estado.

Estos son los elementos fundamentales a estudiar en Derecho Penal, sin alguno de ellos nos salimos de la órbita del Derecho Penal.

Algunos autores entienden el DP en dos sentidos: objetivo y subjetivo

• Objetivo: como conjunto de normas penales.

• Subjetivo: como derecho a castigar o ius puniendi, que es el derecho que corresponde al Estado a crear y a aplicar el derecho penal objetivo.

Sin embargo no todos los autores abordan la cuestión de la misma forma, para otros, no son dos sentidos distintos sino dos aspectos diferentes de lo mismo, lo que significa que el DP subjetivo no es ilimitado y el DP objetivo se manifiesta como control de esa facultad estatal.

En definitiva, DP objetivo y subjetivo son simplemente dos matices dentro del concepto unitario de derecho penal propuesto, lo que determina que nos debamos remitir al concepto que en su momento manejamos.