sábado, 16 de marzo de 2013

Diferencia del Derecho penal con la potestad sancionadora



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
La separación de poderes no es tan perfecta como se nos enseña. Un ejemplo de ello es la potestad sancionadora de la administración; algunos autores que negaban esa autoridad pero hoy en día no se duda.

El reconocimiento de la potestad sancionadora de la Administración viene recogido por la Constitución Española; el ius punendi esta reconocido al poder judicial y al poder ejecutivo( la diferencia es que la actuación administrativa está sometida a la ley a los tribunales , por tanto se puede recurrir a los tribunales mediante recurso c-a.)

La naturaleza del ius puniendi es única pero su ejercicio esta encomendado en unos casos al poder ejecutivo y en otros al poder judicial. No obstante, tendrá preferencia un procedimiento judicial.

Las funciones de la potestad sancionadora son:

1. Disciplina: mantenimiento del orden público o disciplina Ej. Policía.

2. Gubernativa:

Autotutela: la Administración protege sus propios intereses / Heterotutela: la Administración protege el interés general de la sociedad.

Goldsmith decía q el Dº administrativo sancionador estaba para simples controversias. Realmente, la diferencia es puramente formal: las sanciones administrativas son aquellas que se imponen a través de un proceso administrativo ( la intervención de uno u otro órgano determina la diferencia).

El Derecho sancionador es único pero se compartimenta en relación a su ejercicio aunque existe diferencia entre el ejercicio y el administrativo: la administración (excepto la militar) no puede imponer penas privativas de libertad mientras que el poder judicial si las puede imponer Ej: alcoholemia.

Goldsmith decía que el  Derecho Penal protegía bienes jurídicos y el Derecho administrativo infracciones contra la normativa administrativa (esto no está muy admitido ya que en alcoholemia la diferencia la pone un límite cuantitativo).

Por tanto, el ilícito es único, al igual que el ius puniendi, por lo que se concluye que los mismos principios del DP son los que inspiran al D adm sancionador (afirmado por el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional). Los principios son:

1. Legalidad: ley formal, ley orgánica (para Derecho Penal y Derecho Administrativo), ley ordinaria (para Derecho Administrativo) reglamentos (Derecho Administrativo). Previa, cierta y escrita. Irretroactividad como consecuencia del carácter previo de la ley (excepción de la ley favorable)

2. Tipicidad.

3. Culpabilidad: Derecho Penal: sanciona solo a personas físicas. Derecho Administrativo: personas físicas y jurídicas. Con respecto a la culpabilidad, hay dos títulos para proceder a la imputación: dolo e imprudencia. No obstante, la mera inobservancia de la norma no esta incardinada en ninguno de estos elementos subjetivos. Para corregir esta aparente disyuntiva, se equipara la inobservancia al deber de cuidado o la inobservancia consciente de la norma.

4. Presunción de inocencia

5. Non bis in idem : reconocido en la CE.

Fuente:
Apuntes sobre Derecho penal económico, Enrique Gaya Picón.