domingo, 17 de marzo de 2013

La ejecución de penas privativas de libertad



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La privación de libertad es la pena más grave que contempla nuestro ordenamiento; consiste en el internamiento del condenado en un establecimiento penitenciario por todo el tiempo que dure la condena, sin perjuicio de que pueda gozar de libertad en la última parte de su condena y de ciertos beneficios. Regulación: Código Penal, Ley de Enjuiciamiento Criminal, Ley General Presupuestaria y Reglamento Penitenciario.

Penas privativas de libertad

- Los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria


Fueron creados por la Ley General Penitenciaria de 1979, con la finalidad exclusiva de judicializar la ejecución de las penas privativas de libertad. Se le atribuyen competencias en una doble faceta:

1º) Están llamados a salvaguardar (garantizar) los derechos de los internos: aprobación de sanciones de aislamiento por más de 14 días, resolución de recursos contra sanciones disciplinarias, atención de quejas en relación con el régimen y tratamiento de los internos, visitas a los establecimientos, autorización de permisos de salida de más de 2 días, etc.

2º) Hacer cumplir la pena impuesta y resolver los recursos acerca de las modificaciones que pueda experimentar: les corresponde adoptar todas las decisiones necesarias para que las condenas a penas privativas de libertad se lleven a cabo, asumiendo las funciones que corresponderían a los tribunales sentenciadores (p.e., resolución sobre propuestas de libertad condicional y beneficios penitenciarios).

El Jugado Central de Vigilancia Penitenciaria, con sede en Madrid y jurisdicción en toda España, asume las competencias de los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria en relación con los penados por la Audiencia Nacional.

- Cumplimiento de las penas


Las penas privativas de libertad se han de cumplir a través del sistema de la individualización científica en el tratamiento y la intensidad de la pena en razón de la conducta del recluso, lo que comporta su clasificación en grados:

+ Los internos clasificados en primer grado → serán destinados a establecimientos de régimen cerrado.

+ Los internos clasificados en segundo grado → serán destinados a los centros de régimen ordinario.

+ Los internos clasificados en tercer grado → cumplirán la condena en establecimientos de régimen abierto.

+ El último de los grados será el de libertad condicional.

- Clases de penas privativas de libertad


Las penas privativas de libertad pueden ser de distinta clase según su gravedad:

a) Prisión, pena grave cuando es superior a 5 años, o menos grave, si es de 3 meses a 5 años.

b) Localización permanente, como pena leve en todo caso.

c) Responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa, que tendrá naturaleza menos grave o leve, según la que corresponda a la pena que sustituya.

- Sentencia de condena a pena privativa de libertad o absolutoria que decrete medida de seguridad privativa de libertad


Declarada por el tribunal la firmeza de la sentencia de condena a pena privativa de libertad, o absolutoria que decrete una medida de seguridad privativa de libertad, si el penado se encuentra interno en un establecimiento penitenciario, el tribunal sentenciador ha de remitir al centro copia literal de la sentencia, con la liquidación de la condena que practicará el secretario y habrá de aprobar el tribunal sentenciador con audiencia del penado y del Ministerio Fiscal (abonando en la liquidación los días que hubiera pasado en prisión provisional).

El recluso habrá de cumplir simultánea o sucesivamente las penas que se le hubieran impuesto, enlazándose las de privación de libertad declaradas con posterioridad con las que se vayan extinguiendo, sin concederle la libertad o licenciamiento definitivo hasta que no hubiera cumplido la última de ellas.

- Pena de localización permanente


La pena de localización permanente es una pena privativa de libertad leve, de hasta 12 días de duración. Consiste en la permanencia del penado en su domicilio o lugar determinado por el tribunal en la sentencia. Su cumplimiento puede ser ininterrumpido, o de forma no continuada, o los sábados y domingos, si el reo lo solicita y las circunstancias lo aconsejan.

- Responsabilidad personal subsidiaria


Respecto de la responsabilidad personal subsidiaria, procede cuando el condenado no satisface la multa impuesta, ya sea voluntariamente o por la vía de apremio. La regla de conversión es de 1 día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas.

- Libertad condicional


Prevista para la pena de prisión, consiste en la excarcelación de los condenados clasificados en último grado; es decir, supone la posibilidad de cumplir en libertad el último período de la condena. Los presupuestos para que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria acuerde la libertad condicional son los siguientes:

1º) Que el condenado se encuentre en el último período de la condena; esto es, clasificado en el tercer grado o régimen abierto.

2º) Que haya extinguido las tres cuartas partes de la misma.

3º) Que se haya observado buena conducta y exista pronóstico favorable de reinserción social, lo que exige tener satisfechas las responsabilidades civiles.

+ Procedimiento para con la libertad condicional


. El expediente para la concesión de la libertad condicional se inicia por acuerdo de la Junta de Tratamiento del Centro penitenciario, que invitará al recluso a que manifieste el lugar en que desea fijar su residencia, si dispone de empleo o medio de vida al salir en libertad, y si acepta la vigilancia de un miembro de los servicios sociales del Centro.

. A la vista del informe de pronóstico de la Junta, el Juez de Vigilancia Penitenciaria resolverá por medio de auto lo que estime procedente. Si concede la libertad condicional, remitirá mandamiento al establecimiento penitenciario, que expedirá certificado acreditativo para el liberado. En dicho auto, el Juez de Vigilancia puede imponer al penado la observancia de reglas de conducta (sumisión a tratamiento socio-sanitario, programas formativos, prohibición de acudir a determinados lugares, etc.)

. Si en el período de libertad condicional el liberado vuelve a delinquir o no observa las reglas de conducta impuestas, se revocará la libertad concedida.

- Licenciamiento definitivo


Tiene lugar cuando la pena impuesta se ha cumplido totalmente, es decir, cuando llega el día señalado en la liquidación de condena . La fecha señalada en la liquidación de condena para el licenciamiento definitivo, al fijarse en el momento de la sentencia, no pude tener en cuenta más reducciones que el tiempo de prisión provisional, pero puede sufrir modificaciones por la obtención de beneficios penitenciarios o de indultos particulares.

Para el licenciamiento de los condenados será precisa la aprobación de la libertad definitiva por el tribunal sentenciador, mientras que el Director del establecimiento penitenciario extenderá diligencia de licenciamiento definitivo en el expediente personal del condenado.

----------

Fuente:
Apuntes sobre Derecho procesal penal del profesor Don Ignacio Flores.