domingo, 17 de marzo de 2013

La intervención del responsable civil en el proceso penal



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cuando de la investigación resulten indicios de criminalidad contra una persona, se dictará auto ordenándole que preste fianza bastante para asegurar las responsabilidades pecuniarias que correspondan; dicho auto decretará, asimismo, el embargo de bienes suficientes para el caso de que no se preste fianza, y fijará la cantidad.

Responsabilidad civil y proceso penal

A la vez que el imputado interviene en el proceso para procurar su absolución por los hechos delictivos que se le atribuyen, igualmente podrá oponerse y defenderse frente a la pretensión reparatoria. Todas las diligencias relativas al aseguramiento de la responsabilidad civil se sustancian en pieza separada, y en ella habrá de darse intervención al imputado.

- Responsabilidad civil (directa o subsidiaria) atribuida a un tercero


Más problemas se plantean cuando la responsabilidad civil, directa o subsidiaria, se atribuye a una persona distinta del imputado, es decir, a un tercero:

El tercero adquiere la condición de responsable civil en el proceso penal cuando se adopta contra él alguna medida de aseguramiento de la responsabilidad; ha de ser llamado al proceso tan pronto como resulte indicado en las actuaciones, de modo que la falta de citación del responsable civil produce su indefensión, resultando nula la sentencia que recayera.

Durante la investigación, el juez, por medio de auto, le exigirá que garantice la obligación reparatoria o, en caso contrario, decretará el embargo de bienes suficientes, formando pieza separada. El tercero puede oponerse a ello, mediante escrito en el que exponga las razones para que no se le considere responsable y las pruebas que pueda ofrecer.

En el juicio oral: 1) se les dará traslado de las calificaciones para que manifiesten su conformidad o no con las que les afecten; 2) podrán presentar escrito de defensa; 3) podrán intervenir en los debates del juicio e interponer recursos contra la sentencia definitiva (en cuanto afecte a la responsabilidad civil).

El tercero asume la condición de parte demandada en el proceso penal, pero nunca sufrirá los pronunciamientos penales de la sentencia, luego su posición es similar a la de la parte pasiva en el proceso civil declarativo ordinario. Por tanto, su ausencia en el proceso penal es irrelevante, siempre que haya sido debidamente emplazado, y no será causa de suspensión del juicio.

Finalmente, cuando la responsabilidad es solidaria, es común que el responsable civil pueda sostener una defensa contrapuesta a la del acusado. El caso paradigmático es el de las compañías aseguradoras caundo adoptan una posición acusadora, intentando probar alguna circunstancia que que, de acuerdo con las condiciones de la póliza, exima de responsabilidad a la compañía; entonces se le debe otorgar la consideración de parte activa y no pasiva, y proveer al acusado de los instrumentos procesales necesarios para impedir su indefensión.

----------

Fuente:
Apuntes sobre Derecho procesal penal del profesor Don Ignacio Flores.