miércoles, 20 de marzo de 2013

Normas penales en blanco



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En ocasiones la norma penal no se presenta completa. Es cierto que algunas normas penales se emplean solo para determinar más concretamente el supuesto de hecho o la consecuencia jurídica. Véase por ejemplo el artículo 252 del Código Penal o el 20.3. Con lo cual podemos decir como regla general es manifiesta la existencia de normas completas pero, por excepción, hay normas penales incompletas que son aquellas que carecen de supuesto de hecho o de la consecuencia jurídica.

Normas penales en blanco y Derecho penal

- ¿En qué consisten las normas penales en blanco?


En este contexto merecen especial atención las normas penales en blanco: aquellas cuyo supuesto de hecho hay que buscarlo por remisión expresa de la ley penal a leyes no penales, normas penales en blanco impropias o a disposición de carácter inferior, normas penales en blanco propias.

- Concepción amplia y restrictiva de estas normas


Fue BINDING el primer autor que reclamó la atención de los juristas sobre dichas normas, aplicó dicha terminología a aquellos casos derivados de la especial complejidad del régimen confederal alemán, que solo determinaban las consecuencias jurídicas mientras el supuesto de hecho se confiaba a otros poderes. Como apunta SAIZ CANTERO, BINDING mencionó el párrafo 366 del Código Penal alemán que castigaba en aquella época con multa de 70 marcos o con arresto de hasta 14 días a quien infringiera las ordenanzas de policía dictadas para mantener la seguridad, comodidad, etc. La sanción estaba en el Código Penal pero el supuesto de hecho había que determinarlo acudiendo a las ordenanzas de policía, que en definitiva rellenaba el precepto en blanco. Desde BINDING, la doctrina se ha esforzado por construir una teoría de las normas penales en blanco, diferenciándose diversas opciones. Una concepción amplia y otra restrictiva.


+ Concepción amplia de las normas penales en blanco


Los defensores de la amplia proponen tres formas distintas de perfeccionar el tipo a través de esta categoría jurídica:

1ª El complemento se halla contenido en la misma ley penal (395 CP).

2ª El complemento se encuentra en otra ley pero emanada de la misma instancia legislativa (325 CP).

3ª El complemento está en otra norma pero dictada por instancia legislativa diferente (311 CP).


+ Concepción restrictiva


Los que abogan por la concepción restrictiva sostienen que solo son normas penales en blanco aquellas que además de no concretar el supuesto de hecho realizan una remisión a normas de carácter inferior a la ley (311 CP). La primera opción es excesivamente amplia y no permite diferenciar las normas penales incompletas de las normas penales en blanco. La segunda es excesivamente restrictiva puesto que es razonable admitir que estemos ante una ley penal en blanco cuando la remisión se hace a una ley no penal, en consecuencia, una opción intermedia que estime que son normas penales en blanco aquellas cuyo supuesto de hecho hay que buscarlo por remisión expresa a leyes no penales o a disposiciones de carácter inferior (leyes penales en blanco impropias - leyes penales en blanco propias) es la más adecuada.

- Justificación


La justificación de las normas penales en blanco se puede encontrar modernamente en la necesidad de impedir en determinados aspectos el anquilosamiento del Derecho penal superado por la rapidez y frecuencia de los cambios sociales. Frente a este argumento, en contra de las leyes penales en blanco, se aduce que son peligrosas, puesto que pueden afectar negativamente al principio de legalidad, seguridad jurídica y división de poderes, exigiéndose por tanto un justo equilibrio entre la realidad de las normas penales en blanco y la vigencia de los principios aludidos.

- Exigencias del Tribunal Constitucional para con las normas penales en blanco


Al margen de esta discusión es una realidad la existencia de las normas penales en blanco y la vigencia de los principios aludidos, por ello, el Tribunal Constitucional exige para aceptarlas los siguientes requisitos:

. Que el reenvío normativo sea expreso y esté justificado en razón del bien jurídico protegido.

. Que la ley, además de señalar la pena, contenga el núcleo esencial de la prohibición.

. Que sea satisfecha la exigencia de certeza o se de la suficiente concreción para que la conducta calificada de delictiva quede suficientemente precisada con el complemento indispensable de la norma a la que la ley penal se remite y resulte de esta forma salvaguardada la función de garantía del tipo con la posibilidad de conocimiento de la actuación penalmente prevista. Entre otras Sentencia del Tribunal Constitucional de 13 febrero de 1993.