domingo, 24 de marzo de 2013

El principio de legalidad y el valor de la jurisprudencia penal



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
El principio de legalidad supone que solo la ley establece los delitos y las penas, de tal forma que los Tribunales se limitan a aplicarla, aunque previamente deban hacer una labor más o menos amplia de interpretación. En esa labor, los Jueces y Tribunales son absolutamente independientes y el único límite que tienen es el respeto a los métodos de interpretación admitidos en Derecho, es decir, que la interpretación de la norma que realicen sea una interpretación razonable o jurídicamente fundada. Ni siquiera están vinculados por la interpretación que haya seguido un Tribunal superior, aunque, naturalmente, si el tribunal inferior opta por una interpretación distinta a la mantenida por el superior, se expone a que su sentencia sea recurrida y anulada.

La jurisprudencia no es fuente del Derecho Penal pero tiene una función importantísima en la aplicación del Derecho Penal. De hecho, un cambio jurisprudencial en la interpretación de un artículo concreto puede suponer que unos hechos pasen a ser penados de manera distinta, aunque no se haya cambiado una coma del Código Penal. Por ello, su función puede llegar a ser cuasi-normativa.