domingo, 17 de marzo de 2013

Reconocimiento en rueda



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El reconocimiento en rueda es un medio para lograr la identificación de una persona a través de testigos que han presenciado los hechos; ante éste se sitúan varias personas de características físicas similares, con el fin de que el testigo señale a cual de ellas vio participando en el delito. Es una diligencia exclusivamente sumarial, que sirve como punto de partida de la investigación, de modo que, de ser propuesta para su práctica en el juicio oral, ha de ser rechazada por impertinente.

Reconocimiento en rueda y Derecho procesal penal

- Requisitos para con el reconocimiento en rueda


La diligencia se practica poniendo a la vista del testigo a la persona que haya de ser reconocida, haciéndola comparecer en unión con otras de circunstancias exteriores semejantes.

Desde un punto en el que no pueda ser visto, que debe determinar el juez, se preguntará al testigo si se encuentra en la rueda aquella persona a la que hubiere hecho referencia en sus declaraciones; en caso afirmativo, ha de designarla de manera clara y determinada.

El número de distractores (personas no sospechosas y de apariencia similar al sospechoso) no está determinado por la Ley de Enjuiciamiento Criminal; en la práctica, se suele acompañar al sospechoso de tres distractores.

Si fueran varias las personas que han de reconocer al delincuente, se procederá a tantos reconocimientos por separado cuantas sean las personas.

El Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional, en relación a las garantías que deben respetarse en todas las diligencias instructorias, exigen: la presencia de letrado y la presencia judicial .

El Secretario judicial levantará acta del reconocimiento, en la que se recogerán los nombres de todos los que hubieren intervenido en la rueda.

El Tribunal Constitucional exige que la persona que hizo el reconocimiento acuda al proceso como testigo, pues esta es la única forma de que el acusado pueda hacer interrogar al testigo y someterlo a un debate contradictorio; es decir, resulta precisa su ratificación en el juicio oral para que adquiera valor probatorio de cargo (pues de lo contrario no será suficiente para desvirtuar la presunción constitucional de inocencia).

----------

Fuente:
Apuntes sobre Derecho procesal penal del profesor Don Ignacio Flores.