miércoles, 20 de marzo de 2013

Responsabilidad civil y Derecho penal. La reparación del daño.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Es uno de los más complejos del DP. El hecho delictivo produce generalmente dos efectos: ofensa y daño.

Ofensa.- tratándose de una agresión a bienes jurídicamente protegidos, determina en la mayoría de los casos, una pena o una medida de seguridad como consecuencia jurídica.

Daño.- suponiendo un menoscabo de intereses privados, provoca en la mayoría de los casos la responsabilidad civil que tiende a la satisfacción del daño económicamente valorable.

La imposición de una pena o de una medida de seguridad es la consecuencia de la ofensa, la imposición o fijación de la responsabilidad civil es la consecuencia de un daño y se puede fijar de forma separada Jurisdicción Civil y Penal o de forma conjunta como sucede en España donde el art. 116 CP señala que toda persona criminalmente responsable de un delito o falta lo es también civilmente si de hecho se derivan daños o perjuicios. Ello determina que la responsabilidad civil se resuelve en el proceso penal.

No es pacífica esta cuestión y en la doctrina se pueden diferencias tres corrientes:

• La más tradicional contraria al sistema empleado por el CP y que aboga por la separación y por tanto exclusiva naturaleza privada de la responsabilidad civil nacida del delito o falta.

• Otros consideran que a pesar de asumir el componente civil, por su nombre y contenido, mantiene, no obstante, por su nacimiento, condicionantes penales. Es netamente penal al ser el hecho que la origina una infracción de este tipo.

• Opción ecléctica que apunta las diferencias esenciales entre sanciones penales y civiles derivadas del delito, pero indica que la realidad práctica muestra que la separación no es tan clara como pudiese parecer.

Dos aspectos esenciales:

– la presencia de las normas de responsabilidad civil en el CP es solo un argumento formal a favor de su naturaleza penal. Su inclusión en el CP obliga a su estudio dentro de la disciplina penal.

– Ello sin embargo, no genera una naturaleza penal ni tampoco su inclusión específica en el concepto de Derecho Penal.