martes, 2 de julio de 2013

La aplicación de la ley penal a las personas: prerrogativas establecidas en función de ciertos cargos públicos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Los artículos 1 y 14 CE establecen como un principio fundamental del ordenamiento jurídico el principio de igualdad en la aplicación de la ley. Normalmente todas las personas son iguales ante la ley penal. Hay ciertas prerrogativas que, según se dice, no afectan al principio de igualdad porque no se acuerda en atención a la persona, sino según el cargo. La ley penal española concede como prerrogativas la inviolabilidad, inmunidad y los fueros especiales.

1. La inviolabilidad del Jefe del Estado

El Rey, es inviolable según el artículo 56.3 CE.

2. La inviolabilidad de los Diputados y Senadores y de otros cargos públicos

La inviolabilidad significa que no se castigan los hechos realizados en el ejercicio de su cargo. Son inviolables:

− Defensor del Pueblo y sus Adjuntos.

− Los Magistrados del TC, artículo 22 LOTC.

− Los Diputados y Senadores, artículo 71.1 CE.

− Miembros de los Parlamentos de las CCAA

3. La inmunidad de los Diputados y Senadores y de otros cargos públicos

Las inmunidades son obstáculos procesales para poder perseguir penalmente los hechos cometidos por una persona en el ejercicio de su cargo. Son inmunes:

− Defensor del Pueblo y sus Adjuntos.

− Jueces y Magistrados.

− Los Parlamentarios de las CCAA.

Tiene inmunidad restringida. Solo pueden ser detenidos en caso de flagrante delito. Los diputados y senadores de las Cortes Generales tienen una inmunidad más amplia. Estos solo pueden ser detenidos en caso de flagrante delito y la autorización de la respectiva cámara.

Los miembros del Parlamento Europeo también gozan de inviolabilidad e inmunidad.

4. Los aforamientos de los cargos públicos

Los fueros especiales conducen a que determinadas personas solo pueden ser juzgados por ciertos órganos. Un hecho se sustrae del conocimiento de un juez ordinario y se atribuye a órganos de mayor rango o jerarquía. Por ejemplo, la Sala de lo Penal del TS es la competente para las causas penales contra determinadas personas como el Presidente del Gobierno, Presidente del TS... Las Salas de los Penal de los TSJ de la respectiva CA actúan contra las personalidades de esa CA. La Audiencia Provincial conoce por los delitos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.